Secret between friends

By El observador
published January 19, 2021
4399 words
Summary

A group of teacher friends play a prank on one of their friends who goes a bit out of line

Secret between friends

Un pequeño grupo conformado por 4 hombres se encontraba descansando dentro de un cuarto que tenia como propósito el ser un sitio de descanso para los docentes de la institución. Ya eran las 5 de la tarde por lo que al haberse terminado las clases, aquel grupo de profesores solían pasar el rato en aquel sitio para estar en compañía mientras se relajaban y algunos cumplían algunas de sus tareas.

El hombre llamado Yoel era un profesor de psicología de 32 años que había impartido clases en aquella preparatoria desde hace 5 años, su piel era clara y su pelo de un color castaño, tenía un cuerpo delgado y pese a no ser ya del todo joven, debido a su carácter y actitud aparentaba una edad más joven de la que en realidad tenía.

“¿Cómo estuvo tu día hoy?” Pregunto un hombre a Yoel mientras estaba sentado en una mesa tomando un té.

“Ya sabes, lo de siempre. Los mocosos del grupo B siguen siendo tan problemáticos como siempre, pero creo que al menos las amenazas de cancelar el viaje por el día del estudiante han servido para bajar su carácter tan intenso.”

El hombre que tomaba el te en la mesa era Daniel, un hombre de 40 años de piel clara y cabello negro con algunas canas ya visibles en este, era un profesor de matemáticas y era conocido entre sus alumnos por ser bastante estricto, pero con sus compañeros y amigos era bastante relajado.

“No creo que este bien llamarlos mocosos…” Dijo Daniel entre ligeras risas mientras terminaba su bebida “Pero comparto tu sentimiento por aquel grupo, son todo un dolor de cabeza. Debe ser difícil ser su tutor ¿no, Javier?”

Un hombre delgado y rubio que bestia con una camiseta de cuadros azules asintió mientras revisaba algo escrito en una libreta, Su nombre era Frell y era un profesor de filosofía. Tenia 28 años, pero gracias a aquellos lentes que siempre llevaba y su actitud tan callada lo convertía para sus compañeros en uno de los que lucía más mayores.

“Asintió, pero no te escucho en realidad. Esa ocupado recuperando las participaciones ya que no llevaba un registro claro” Dijo otro hombre sentado en la misma mesa que Frell solo que viendo su celular.

El ultimo hombre se llamaba Paul, era un hombre moreno de 45 años de cabello castaño y altura destacable, aunque tenía un cuerpo delgado. El era profesor de geografía.

Cada uno continuo en lo suyo, de vez en cuando hablando y contando hechos interesantes o desagradables de su día, entre aquel grupo de hombres como amigos tenían una relación muy especial y pese a tener algunos personalidades muy distintas, aun así lograban congeniar.

Yoel que se encontraba leyendo algo en su celular con atención, al terminar lucio un rostro muy satisfecho, parecía que había logrado algo que realmente lo tenia orgulloso de si mismo.

“Se que no es de extrañar que Gael se tarde ¿pero alguien sabe la razón ahora por que no este aquí?” Pregunto Yoel mientras guardaba su celular.

“Sabes que le gusta organizar bien las cosas, lo mas probable es que este comprando algún alimento para comer aquí” Dijo Paul aun viendo su celular.

Yoel frunció el seño, pero un pensamiento dentro de su mente hizo que de nuevo una sonrisa se formara en su rostro.

“Ese sujeto… Si la institución de por si tacaña se digna en llenarnos la nevera con comida agradable ¿Qué necesidad hay entonces de comparar otro tipo de comida?”

“Ya sabes como es, le gusta mantener una dieta bien estructurada, no come comida chatarra a menos que sea una ocasión realmente especial” Volvió a decir Paul.

“Tch. Bueno, hoy tengo preparado algo para el como escarmiento por ser tan quisquilloso.” Dijo Yoel en tono malicioso.

Casi todos los presentes levantaron la mirad para ver a Yoel, el ya era bastante conocido por sus bromas y pese a que todos en algún momento habían sufrido con desagrado una, no podían negar que era muy ingenioso. En general los lazos en ese grupo eran grandes, por lo que entre ellos solían ser bastante pesados, además de que varios también encontraban un poco molesto lo quisquilloso de Gael.

Después de otro rato mas, por la puerta entro un hombre verdaderamente destacable. Gael era un hombre de 45 años, su piel era ligeramente morena, sus ojos eran de un color azul oscuro y su cabello negro. El tenia un cabello corto bien peinado y una barba bien arreglada, era algo alto y a través de aquella camiseta blanca se podía ver sin mucho problema su bien formado cuerpo. Gael era un hombre muy responsable, probablemente el mas responsable del grupo, su forma de ser hacia que fuera al gimnasio las veces ala semana que era necesario y que comiera lo requerido para tener un cuerpo que era le envidia de sus amigos. Gael de todos modos era una persona muy carismática y agradable, era profesor de Física y aunque aquella rectitud suya era a veces algo molesta para sus amigos, eso no quitaba que lo consideraran un amigo.

“Perdón, se que me tarde algo, pero la tienda donde regularmente compro de comer estaba cerrada” Dijo Gael con una voz profunda mientras entraba y dejaba dos bolsas blancas con algo de alimento sobre la mesa. “Saben que pueden tomar algo si gustan”

Frell dio una ligera ojeada al contenido de la bolsa, pero lo que encontró le provoco una mueca de disgusto y regreso de nuevo a su tarea con la libreta.

Ahora con Gael ya en el lugar, fue una señal para que todos pudieran comenzar a comer. No ocurrió nada destacable y todos comieron en silencio lo cual era raro ya que usualmente en ese momento Yoel solía contar alguno de sus datos que descubría expandiendo su conocimiento por internet, pero no hubo ninguno de esos datos. Al final, fue solo cuando la mayoría termino de comer que por fin Yoel hablo acercándose a Gael.

“Oye Gael, no vas a creer lo que acabo de dominar por completo apenas ayer”

“¿Qué puede ser aquello?” Pregunto Gael ligeramente interesado y con una sonrisa.

Una de las cosas que mas les daba pena a los demás era lo poco perspicaz que solía ser Gael.

“Nos vienes molestando varias veces con tus problemas de estrés y dificultades para dormir por la noche pero también dices que no tienes tiempo para un tratamiento y no te agrada la idea del medicamento.”

“Si, lo dije, y sabes que no es ninguna broma. Con el semestre casi terminado mis deberes solo aumentan y se siente la tensión en los alumnos, no tengo tiempo para un tratamiento y algún medicamento no me convence”

“Pues la verdad es que me dejaste pensando, soy consciente de la presión que tienes sobre ti y imagino que tienes tus razones para no querer medicarte, por lo que buscando una forma para ayudarte encontré un método realmente efectivo”

El tono de genuinidad en las palabras de Yoel provocó que Gael luciera un rostro mas interesado, pese a que a veces solía ser algo idiota, el aun así era una persona bastante inteligente y confiable cuando se requería.

“Espero que no me tengas como sugerencia alguna medicina alternativa o algo por el estilo…”

“¡Claro que no! Se que puede sonar algo poco confiable, pero una sesión de hipnosis pude ser muy útil para ti, quiero decir, no necesitare mucho tiempo y además de que podría solucionar gran parte de tus problemas sin necesidad de que tomaras nada”

Gael tenia un rostro con clara duda, mas que nada porque no creía que la hipnosis funcionara, pero no la descartaba inmediatamente porque había escuchado que había algo de realidad en sus métodos, además de que Yoel era profesor de psicología. Lo reflexiono un largo rato, pero al final creyó que incluso aunque fallara al menos no perdería nada.

“Muy bien… ¿Cuándo puedes hacerlo?”

“¡Podría hacerlo ahora mismo ¡”

“¿Ahora mismo? ¿realmente podrías lograr ponerme en trance con tantas personas a mi alrededor?”

“Claro que si, lo único que necesito de tu parte es disposición y concentración”

Los demás sabían que Yoel se tenia algo entre manos, pero admiraban genuinamente como podía ocultar de forma increíble sus intenciones con aquel tono tan aparentemente bien intencionado.

Al final Yoel logro convencerlo y hizo que se sentara en una esquina, los demás parecían lucir en lo suyo cuando en realidad estaban prestando detallada atención. “¿Qué toca ahora? ¿vas a sacar un péndulo o algo así?” Dijo Gael de forma burlona.

“No, nada de eso. La verdad es que aquella técnica es ineficiente y dudo que sirviera en una persona como tu”

Aquellas palabras hicieron que Gael mostrara una sonrisa engreída.

“Por eso conseguí esto” Dijo el mientras sacaba de su bolsillo un celular y buscaba de forma recelosa un archivo en específico para después de reproducirlo y pasárselo a Gael. “Solo presta atención a este video, si lo haces entonces podíamos iniciar la sesión de forma natural”

Gael lucia algo dudoso, pero al final acepto y comenzó a ponerle atención al video mientras permanecía sentado en aquella esquina. Yoel se alejo de la esquina y regreso a aquel sitio donde estaban los demás, tenia una sonrisa muy maliciosa.

“¿Ahora que vas a hacer? ¿le va a saltar un screamer en algún momento?” Pregunto Daniel susurrándole al oído a Yoel.

“Nada de eso, esto es lo que es, solo esperen un poco…”

Mantuvieron su vista en Gael, este al principio parecido notar sus miradas, pero parece ser que en algún punto no presto mas importancia y comenzó a ponerle un verdadero interés al ver aquel video. Pasaron alrededor de unos 5 minutos y Yoel con una sonrisa satisfecha fue hacia su compañero.

Expectantes vieron como Yoel lo levanto de la silla y lo trajo hacia ellos llevándolo de la mano. Al principio no entendían cual era el truco, cual había sido la broma, pero cuando vieron a Gael con un rostro serio y muy relajado y a Yoel con aquella sonrisa maliciosa se dieron cuenta que esta definitivamente era una de sus bromas supremas.

“¿Esta…?” Pregunto dudoso Paul.

“Si, el video funciono y esta en el trance que quería” Dijo Yoel con una sonrisa de satisfacción.

Incrédulo, Paul se levanto y paso su mano por enfrente del rostro de Gael, sin ninguna respuesta. Diego se levanto y se acercaron a Gael solo para ver que no reaccionaba a nada.

“Dios… ¿De donde sacaste ese video?” Pregunto Frell aun sentado pero mirando atentamente todo.

“Eso es cosa mía, pero solo te diré que aunque fue complicado, no habría podido conseguirlo sin no tuviera las amistadas correctas”

Daniel y Paul comenzaron a hacer bromas ligeras a Gael, movían sus brazos sin recibir ninguna respuesta y tocaban con sus dedos su cara. Realmente encontraban todo esto realmente divertido.

“Bueno chicos, si me disculpan creo que deberíamos de hacer algo mas interesante…” Dijo Yoel mientras los apartaba y se ponía en frente de Gael. Llevando sus manos a la camiseta de Gael, lentamente comenzó a desabrochar los botones.

“Vamos a revelar un poco el pecho del señor Stripper” Dijo mientras terminaba de desabrochar el ultimo botón de su camiseta y por fin revelaba el pecho de Gael.

Yoel no mentía, el pecho musculoso de Gael tenia unos enormes pectorales y un abdomen marcado que de no ser por todo el pelo en el pecho se notaría muchísimo más su musculatura.

Los demás estaban riéndose, el que Gael no hubiera reaccionado a eso habría un mar de posibilidades para jugarle varias bromas, pero el único que no se reía y que aun no se levantaba era Frell. Este solo trataba de esconder su rostro enrojecido sin poder evitar ver atentamente aquel increíble pecho.

“En eso tienes razón, Gael pone tanta dedicación en el gimnasio que es absurdo que sea profesor cuando con ese cuerpo podría ser modelo” Dijo Diego divertido.

“Bueno, imagino que ahora tocaría hacerlo actuar como gallina” Dijo Paul mientras sacaba su celular con la aparente intención de grabar.

“No… Eso es demasiado aburrido, saben que ese tipo de cosa no son mi estilo” Dijo Yoel aun en frente de un hipnotizado Gael “Se me ocurre algo mejor…”

Las sonrisas de diversión de todos desaparecieron cuando Yoel con una de sus manos desabrocho el botón de su propio pantalón y bajo su bragueta para sacar su pene erecto.

“Oye… ¿Qué diablos planeas hacer?” Dijo Paul con desconfianza.

“Tranquilos, tranquilos. ¿Recuerdan la vez en la que hicimos lo del juego de la galleta? Esto no se diferencia mucho. Una broma algo pesada que sin duda será divertida para recordar después”

Los demás lucían algo incomodos, pero era cierto que en cuanto a ese estilo de bromas solían llevarse pesado, por lo que el saber si estaban cruzando alguna especie de raya en ese momento era difícil de conocer.

“Oye guapo ¿Por qué no me das una buena mamada?” Dijo Yoel en un tono engreído.

Para sorpresa de todos, Gael guardo silencio unos segundos para al final asentir. El se agacho para poder estar al nivel del pene de Yoel y lo introdujo en su boca.

Incrédulos vieron como Gael estaba devorando de forma intensa el pene de Yoel mientras este solo sonreía comenzando a sonrojarse.

“Dios… Aun le falta aprender un poco sobre dar mamadas, pero dentro de su boca se siente increíble”

Los demás guardaron silencio, los alrededores ahora estaban adoptando un nuevo aire.

“Si fuiste capaz de ponerlo a hacer eso… ¿Qué más puedes hacerlo hacer en ese estado?” Pregunto Diego con interés.

“Muchísimas cosas más” Dijo con dificultad mientras disfrutaba la deliciosa mamada que estaba recibiendo “En este estado hará absolutamente cualquier cosa que quiera, podría incluso tal y como prometí alterar su forma de ser para ayudarlo con sus problemas de estrés, pero creo que por ahora podemos hacer cosas mas divertidas”

Yoel además de su habilidad para aparentar también tenía unas excelentes habilidades para persuadir. En realidad, la razón de que se llevaran tan pesado era en parte a el.

“¡Vamos a divertirnos! Saben que el cuerpo de Gael no es cualquier cosas, incluso aunque no les atraigan los hombres deberían de aprovechar una oportunidad como esta para saciar la curiosidad”

Después de decir aquello, Diego y Paul lo reflexionaron un buen rato. Cuando por fin Paul pareció decidirse, el cerro la puerta y las persianas para que no pudiera ser presenciado nada de lo que hacían. Yoel volvía a tener razón, el cuerpo de Gael siempre había destacado entre ellos y incluso aunque a algunos nunca les hubiera llamado la atención el mismo genero, la oportunidad de experimentar un poco con el sexy Gael era algo único.

“Paul, será mejor que te pongas a grabar porque Gael está chupándosela a Yoel como una verdadera puta… Ha, quien sabe, quizás después quiera volver a ver todo esto.”

Diego se acercó hasta Gael y comenzó a pellizcar sus pezones, como su boca estaba completamente ocupada con el gran pene de Yoel no podían escucharse sus gemidos, pero Diego tenía una sonrisa mientras con ambas manos jugaba con sus pezones.

“Te vez bastante confiado para ser tu primera vez con un hombre Diego” Dijo Paul mientras se acercaba para poder grabar mejor todo.

Paul que miraba divertido como sus compañeros jugaban con el cuerpo de Gael, presto atención a sus brazos que se encontraban sin uso. El se acercó a estos y comenzó a acarícialos, aquellos fuertes brazos con aquellos buenos bíceps eran algo realmente agradable de acariciar.

“Mmm, me pregunto que se sentirá que te masturben estos fuertes brazos…”

“Ya sea una sugerencia o un comentario muy gay, es de todos modos una buena idea” Dijo Yoel mientras seguía disfrutando la mamada y ahora tenía su mano en la cabeza de Gael mientras movía sus caderas de adelante a atrás.

Por ordenes de Yoel, Gael saco de sus pantalones el pene de Paul y comenzó a masturbarlo mientras aún seguía devorando el otro pene. Paul puso una gran sonrisa de satisfacción y mientras disfrutaba de aquella masturbada, siguió acariciando su brazo. Diego que seguía jugando con sus pezones miro interesado el trabajo que le estaban haciendo a Paul por lo que el también libero su pene y tomo el brazo de Gael haciendo que tomara su pene, este sin recibir la orden también comenzó a masturbarlo.

“¡Demonios! ¡Gael lo esta haciendo tan bien como una puta! ¿Podría ser que sin que nos enteramos el muy maldito ya hacia estas cosas?” Pregunto Diego disfrutando de toda la acción.

“No lo creo, por el tiempo que duro con su ex y por las novias que ha tenido puedo decir que es completamente heterosexual, no sé qué mierda le hiciste hecho con ese video, pero es increíble…”

Los tres permanecieron dejándose al cuidado de Gael, pero por como empezaban a sonrojarse y el como contener los ruidos de place se hacia mas complicado hacia evidente que se estaba acercando algo.

“Retomando el tema del juego de la galleta…” Dijo Paul “El que terminé comiéndomela fui yo, puagh. ¿Por qué no equilibramos las cosas y…?”

“¡Que puta excelente idea!” Dijo Diego.

“Trágate toda nuestra semilla ¿si guapo?” Dijo con una gran sonrisa Yoel.

Yoel que había sido el primero en comenzar, empezó a mover las caderas de forma mas agresiva y movió de forma mas brusca la cabeza de Gael. Al final soltando un fuerte gemido, se corrió dentro de la boca de Gael soltando todo su esperma. A Gael le tomo un tiempo, pero logro tragar por completo todo el semen.

Satisfecho, Yoel saco su pene y se apartó sentándose en una de las muchas sillas. Paul que aun estaba siendo masturbado safo su pene de las manos que lo estaban tratando y sin aviso tomo la cabeza de Gael y hizo que se tragara por completo su pene para ahora el soltar otra gran carga en su boca tratando de contener sus gemidos.

“Eso fue estúpido Paul, pudiste haberlo ahogado ¿Cómo le hubiéramos explicado a los demás que se ahogo con tu semen porque lo estábamos violando?” Dijo Diego en un tono burlón mientras aun seguía siendo masturbado y acariciaba con ambas manos el brazo de Gael. “Estoy apunto de correrme, quiero que te lo tragues todo”

De forma menos sorpresiva que Paul, Diego quito la mano de Gael que lo estaba masturbando y dejo que este mismo pusiera su pene en su boca para soltar toda su carga. De nuevo Gael como pudo se trago todo.

“Grabaste todo esto ¿verdad?” Dijo Diego mientras jadeaba.

“Si” Dijo Paul mientras checaba su celular.

“Realmente se trago nuestro semen como todo un adicto…” Dijo diego mientras le daba unos golpecitos en el cachete para felicitarlo.

Gael que al principio había iniciado con una cara completamente tranquila ahora, aunque mantenía unos ojos desenfocados, tenia una expresión de atontada de disfrute.

Todos permanecieron sin hacer nada unos minutos, claramente aquella experiencia les había encantado. Al final Diego que aun no guardaba su pene comenzó a masturbarse para volver aponerse erecto.

“¡Maldita sea Yoel! Si me hubieras avisado de esto con tiempo habría comprado condones…”

“¿aun no te llenas? Bueno, no creo que a Gael le moleste que lo montes sin condón” Dijo Yoel exhausto en su silla.

“¿Realmente lo vas a hacer?” Pregunto Paul que también se encontraba sentado.

“¡Claro! Si ya llegamos a esto no voy a dejar pasar esta oportunidad, había escuchado que el sexo anal entre hombres tenia algo especia…”

Daniel se volvió a levantar y comenzó a quitarse el pantalón mientras hacía que también Gael se lo quitara. Cuando yo no la tenía puestos, con sus propias manos arranco los bóxeres negros que llevaba puestos mostrando aquel enorme trasero que tenía. El inclino a Gael haciendo que se apoyara en la pared, y escupió en su culo para que la saliva sirviera como lubricante. Acercando su pene, lentamente comenzó a meterlo en su culo mientras soltaba uno que otro bufido y Gael gemía de placer. Una vez completamente adentro, Daniel abrazo la musculosa espalda de Gael.

“¡Ahhhhhh! ¡Eso te siente increíble! Su agujero se siente tan apretado…”

“Eso es probablemente porque aun era virgen de esa parte” Dijo Yoel de forma burlona.

“Virgen ¿eh? Asique tendré el privilegio de tomar su tesoro…”

Después de decir aquello, Daniel comenzó a penetrar sin descanso el enrome culo de Gael. La vista que Paul y Yoel tenia era increíble y ver retorcerse de placer a Gael mientras veían moverse aquellos enormes pectorales era algo sumamente disfrutable. Nuevamente al terminar con la sodomía, Daniel soltó todo su esperma dentro del culo de Gael y saco su pene. Esta vez estaba verdaderamente cansado por lo que se sentó en una silla jadeando.

Mientras descansaban, Yoel veía con diversión como habían dejado a su amigo en tan solo una hora. Desnudo, empapado en sudor y con semen saliendo de sus agujeros.

Satisfecho, Yoel volteo a mirar a Frell “Maldita sea Frell ¿Vas a ser el único que no va a hacer nada?” Pero Noto que este se encontraba masturbándose en la misma silla donde había estado. En realidad, ya lo intuían todos, Claramente Frell era gay.

Yoel solo suspiro.

“Vamos, tu siempre te comes con la mirada a Gael y ahora en esta oportunidad ¿sola harás esto?”

Frell se mantuvo en silencio unos segundos.

“Crees… ¿Qué podrías hacer que el me montara?” Dijo Frell nervioso.

Yoel se sorprendió por aquella respuesta, pero al final sonrió.

“Claro, imagino que a ti no te llama tanto la idea el romperle el culo a un galán como el cuando puedes hacer que ese semental te monte…”

Yoel se encontraba satisfecho y como no quiera apagar la pasión del tímido Frell decidio dejarle a Gael para que ambos entraran el los baños y lo usara como quisiera. Pasaron un largo rato allí y solo se pudo escuchar los gemidos de placer de Frell y la agitación, al final el salió abrazado a Gael.

“ y bien ¿Qué les pareció?” Dijo Yoel con una sonrisa.

“No estuvo mal, no estuvo nada mal… tenia mis obvias dudas al principio, pero diría que Gael disfruto tanto como nosotros” Dijo Diego.

“Concuerdo. Sobre lo de la broma… creo que mejor mantenemos esto entre nosotros, no creo que sea buena idea que lo sepa”

“Sobre eso… ¿Qué tal si lo mantenemos asi?”

Todos reaccionaron sorprendidos y alarmados por la pregunta de Yoel.

“Oye, esto fue delicioso… pero no creo que este bien eso, además obviamente nos causara problemas”

“Eso se puede solucionar fácil, podemos ponerle un gatillo para sacarlo y meterlo en este estado, o podemos hacer que vuelva ala normalidad pero con la condición de que haga todo lo que le digamos”

Todos dudaron, y ese fue el asunto. Se encontraban aun tan ebrios en lujuria que la posibilidad de poder hacer eso cuando quisieran era realmente tentadora.

Probablemente de forma normal la moral hubiera vencido y habrían decidido regresarlo por completo ala normalidad, pero Yoel era muy bueno persuadiendo…

Una vez el tan agitado suceso que había tenido su libido al máximo paso, la culpa empezó a asomarse en la mayoría por los actos que los había incitado a cometer Yoel, pero eran gracias a las palabras del mismo que podían usar como escudo para negar la línea que habían cruzado.

Yoel limpio el cuerpo de Gael lleno de fluidos lo mejor que pudo y lo vistió con la ropa que había llevado puesta, en frente de todos comenzó a darle varias indicaciones que aplicaría cuando saliera de su estado de trance. Algunas de las cosas que menciono eran aquellas que había prometido lograr en el si le permitía ser hipnotizado, pero las otras eran cosas que ruborizaron a sus compañeros y que les intrigaba saber si funcionaria.

“Me la ingenie bastante con todas esas aplicaciones en el ¿no lo creen? Ya las tenia bien grabadas por si lo aceptaban… Ahora, saben que Gael vive solo, estoy seguro que nadie vera nada de malo si pasa mas seguido en casa de sus amigos que en la suya ¿no lo creen?”

Todos pusieron un ligero rostro de desagrado, pero en el fondo la idea realmente les excitaba.

“Bien ¿vamos a esperar algunos días o vas a iniciar ya? Y de ser así ¿Quién se lo quedara hoy?” Pregunto Paul levantando una ceja.

“Bueno, al menos denme el privilegio de llévamelo hoy” Dijo Yoel mientras le daba unos ligeros golpes en los hombros a Gael.

Al final los demás accedieron, Yoel saco a Gael del trance y este actuó como si no tuviera ni la mas mínima idea de lo que había ocurrido hace unos momentos, pero parecía cambiado. Después de eso todos se marcharon cada quien a su destino con Yoel y Gael marchándose juntos.

Hot
Mind control
Wanking material
Writing
Idea
You've created tags exclusively for this story! Please avoid exclusive tags!